ARG
Institucionales
Programas FBA
  home Contacto
Que es FBA
Autoridades
Sedes
Objetivos
Servicios
Novedades
Bionoticias
Contacto
  Novedades

29/5/18
Meningoencefalitis Amebiana Primaria por Naegleria fowleri


En la versión VirtuaLab 2017 de FBA, el Dr. Sixto Raúl Costamagna, bioquímico y expresidente de la Asociación Parasitológica Argentina, desarrolló el tema de Meningoencefalitis Amebiana Primaria (MEAP) por Naegleria fowleri, una parasitosis emergente causada por el cambio climótico. Recientemente fue confirmado el primer caso en Argentina de un niño fallecido a causa de este parásito vulgarmente llamado "ameba come cerebros" en la provincia de Buenos Aires.





Dr. Sixto Raúl Costamagna

En febrero de 2017 falleció un niño de la localidad bonaerense de General Alvear. El chico sufrió cefaleas y vómitos después de nadar en una laguna de Mar Chiquita en Vedia, cerca de Junín, además de fotofobia y sonofobia. Días después, murió. Sin embargo, recién un año más tarde los investigadores confirmaron, luego de numerosos estudios, que fue la ameba "come cerebros" la que se cobró la vida del chico.
Consultado por la prensa Costamagna dijo: "En Argentina nunca se vio. Fue el primer caso reportado y diagnosticado, aunque están empezando a aparecer". El especialista también cree que en los Esteros del Iberá también podría haber presencia de Naegleria, como en otras zonas del litoral argentino donde se da un clima húmedo y cálido.

Naegleria fowleri es un ameboflagelado aeróbico de vida libre patogénica típica de aguas dulces, templadas y estancadas, como lagos, lagunas, estanques, piscinas, aguas termales y canales de riego. Crece mejor a temperaturas altas hasta los 46 °C y puede sobrevivir por períodos cortos a temperaturas más elevadas. La única forma en que la "ameba" entra al cuerpo es a través de la nariz. Posteriormente sube al cerebro y empieza a destruir el tejido cerebral.

Esta infección causa meningoencefalitis amebiana primaria, cuyos síntomas pueden ser similares a los de la meningitis bacterianas, entre ellos: dolores de cabeza, sensibilidad a la luz (fotofobia), fiebre, náuseas o vómitos, rigidez en el cuello, confusión, falta de atención, pérdida de equilibro, convulsiones, y alucinaciones. Estos signos y síntomas pueden progresar rápidamente provocando la muerte en una semana.
"Si el cambio climático hace que la provincia de Buenos Aires sea más calurosa que antes", advierte Costamagna, "se dan las condiciones propicias para que (el parásito) desenquiste y encuentre la temperatura adecuada para desarrollarse."

Puede ver la Conferencia brindada en el Virtualab2017 realizando click aquí.

 

Todas las Novedades

 
Optimizado para 1024x768px l Recomendado: Explorer 5.0 ó superior.
Soporte Técnico: webmaster@fbpba.org.ar l
Copyrigth © 2003 l Fundación Bioquímica Argentina
Diseño: Naranhaus